En verano, a la calle con la fresca


En esta época de verano es importante saber que es necesario evitar las horas más cálidas del día para sacar a tu perro a pasear. Si tú tienes calor, ellos también. Además, el suelo y el asfalto retienen mucho el calor y puede quemarles sus almohadillas.